Ultimo día en la VTT

| Comment

Hoy es mi último día en el Telescopio solar VTT (Telescopio de Torre al Vacío ) del Observatorio del Teide, en Tenerife.

Durante mi doctorado he venido una media de dos veces por año, unas dos semanas por vez. En total hacen unos 100 días.

100 amaneceres preciosos, 100 atardeceres impresionantes, 100 días viviendo a 2500 metros de altura… con unas vistas desde cualquier ventana impresionantes, yendo a correr por unos paisajes de ensueño, manejando unos de los mejores telescopios solares del mundo, siendo virtualmente único testigo en directo de los más pequeños detalles Sol. Guardaré con cariño el recuerdo de estos días.

He de decir que no todo a sido idílico. La humedad por aquí suele extremadamente baja, y a veces llega polvo del Sahara, lo que hace que se te reseque mucho la boca. Otra consecuencia de la poca humedad es que uno se adquiere carga estática por menos de nada y cada poco, cuando tocas algo metálico, te pega una pequeña descarga. Interesante las primeras veces, pero si esto te pasa unas 50 veces al día ya es otra cosa… En realidad el contacto tierra de los instrumentos eléctricos es en general un problema nada trivial de solucionar. Eso sí, cuando hay tormenta la humedad extrema y el fuerte viento pueden llegar a ser un problema. Durante la campaña de 2005 sufrimos en primera fila la tormenta tropical delta, que nos dejó aislados por varios días con vientos tan extremos que impedían cualquier excursión al exterior (hasta tal punto era fuerte, que lanzaba la grava a gran velocidad, pelando la pintura de un coche aparcado y rompiendo todos sus cristales). La radiación solar a esta altura es bastante elevada así que hay que tener bastante cuidado. Cocinar algo tan sencillo como pasta se vuelve un poco más complicado porque al haber menos presión, el agua hierve antes, con menos grados, lo que ralentiza la cocción. Además, estar 24 horas del día con la misma gente por dos semanas conlleva cierta entereza psicológica no despreciable (y si solo hablan alemán de Baviera, peor!)

Hace poco me contaron que el mantenimiento de este telescopio es de unos 6000 euros al día. Ése es el precio por mantenerlo en pie, con las cámaras frías, electricidad, sistemas mecánicos y eléctricos, … sin contar dietas, viajes, coste de los instrumentos… (Un simple filtro de observación puede llegar a los mil euros!!). Contando los días en que yo he estado, hace que tomar los datos de mi doctorado tenga un coste aproximado (sin contar sueldo, viajes, …) de unos 30 millones. Toma ya! Ése es sólo un ejemplo del gran esfuerzo y coste que conlleva poder desentrañar los muchos y maravillosos misterios del Universo, en concreto de algo tan cercano y “familiar” como el Sol. Y luego hay científicos que creen que los datos que toman son suyos…

Hace como un año o así grabé un video-visita al telescopio, mostrando (casi) todos los resquicios del telescopio. Un día de estos a ver si lo subo a YouTube. De momento, aquí una pequeña selección de fotos.

Hasta siempre, VTT.

comments powered by Disqus